Guía: Finanzas personales en tiempos de inestabilidad

0

Este año 2020 pasará a la historia como un gran acontecimiento en la economía mundial. Desde hace décadas, los mercados globales no se enfrentaban a índices tan alarmantes como los presentados a raíz de la alarma global del COVID-19 o Coronavirus.

Lejos de pretender realizar un análisis técnico sobre la situación económica mundial, el asunto es que se quiera o no, estos movimientos inciden en nuestras finanzas personales.

Así como el llamado general a la población es conservar la calma, nosotros recibimos la crisis como una oportunidad para diseñar esta guía informativa para enfrentar los tiempos de inestabilidad económica.

Cualquier crisis a la que se enfrenten los seres humanos viene acompañada de un plan de acción para hacer frente. Si hablamos de nuestras finanzas personales, el reto es prepararse para salir lo mejor librado posible de la turbulencia y con la frente en alto.

Te presentamos algunas recomendaciones para el buen manejo de tus finanzas personales en tiempos de inestabilidad financiera generalizada.

Cabeza fría y buenas decisiones

No se trata de especular sobre el futuro ni preveer desproporcionadamente. Se debe actuar en tiempos de inestabilidad con cabeza fría y manteniendo la calma, pues el miedo es el peor consejero del hombre tanto en el manejo de las finanzas personales como todos lo ámbitos.

Durante tiempos de inestabilidad se espera cuidar con cautela el flujo de caja mensual, por lo que es fundamental tomar buenas decisiones financieras. Gastos justificados, ahorro planificado, equilibrio saludable entre las entradas y las salidas de capital, etc.

Quienes son expertos en finanzas personales recomiendan pausar temporalmente, inversiones grandes que tengas previstas y que no sean del todo indispensables. Osea, si la reforma que tenias ganas de hacer en tu baño no es prioridad, reconsidera postergar mientras que pasa el tiempo de inestabilidad económica

Hacer un presupuesto mensual

La mejor forma de llevar saludablemente las finanzas de un hogar en tiempos de inestabilidad es la asignación de presupuestos mensuales. Todos llevamos un control de nuestros gastos personales, sin embargo muchas veces se hace mentalmente o sin ningún tipo de estructura.

Realiza un presupuesto mensual de todos los ingresos que recibes, los gastos fijos mensuales como los recibos de servicios públicos, alimentación, transporte y otros. En la web puedes conseguir diferentes herramientas que te ayudan a realizar este tipo de presupuestos detallados o incluso, formatos en excel formulados para que organices tus finanzas.

Así como toda empresa y organización lleva el control financiero de sus salud económica mediante presupuestos mensuales, de la misma manera se debe concebir lo valioso que resulta organizar tus finanzas personales con la ayuda de un presupuesto mensual.

Haciendo el deber cada mes de registrar todos tus gastos puedes incluso proyectar los meses posteriores y estar preparado desde antes. Si este tipo de organización se convierte en un hábito para tu vida financiera, con seguridad vas a salir bien librado de cualquier situación económica desfavorable.

Recalcular gastos e inversiones

Vacaciones planeadas para mitad de año, celebraciones especiales u otro tipo de gastos importantes deben ser recalculados en tiempos de inestabilidad. Cuando se presentan pérdidas económicas grandes en la economía nacional, los precios de los alimentos básicos se encaren y la disponibilidad es cada vez menor.

Dispón de tus recursos inteligentemente evitando gastos innecesarios para solventar el día a día y posteriores.

Por su parte, es recomendable que las inversiones que se tienen planeadas en el corto y largo plazo, privilegiando la liquidez inmediata sin seguir descuidando pequeñas inversiones diversificadas en diferentes activos.

Limitar el monto total de los gastos mensuales en un mes, te permite tener un mejor control financiero de tu hogar. Lo que usualmente se acostumbra hacer es establecer un monto fijo para gastos de: alimentación, salud, transporte, recreación, vestuario, ahorros, entre otros.

No cambies de auto durante el tiempo que sientes a la economía en un tiempo de inestabilidad. Si por fuerza mayor, requieres contratar un crédito de auto para adquirir un vehículo necesario, asegúrate de buscar una tasa de interés baja y que sea fija durante todo el crédito. Esto aplica para cualquier tipo de obligación o préstamo que pienses o debas contratar.

Activar plan de austeridad

A nadie le gusta, pero cuando hay que apretarse el cinturón, no hay de otra alternativa que dejar de hacer algunas actividades o compras que solías realizar en tiempos de abundancia y que peor aún, representan un gasto considerable en tus finanzas personales.

Un plan de austeridad se desarrolla evaluando alternativas para reducir al máximo los gastos mensuales del hogar. Al principio puede resultar incluso necesario cortar de raíz la fuente del gasto sino, todo lo contrario, analizar posibilidades de renegociación o reemplazo por alternativas similares.

Un ejemplo bien claro de lo anterior, son los planes de telefonía celular o de internet. Validando consumos y recalculando necesidades actuales, puedes negociar nuevamente el servicio con el operador para reducir a la mitad, o incluso menos el valor de la factura mensual.

Durante un plan de austeridad se deben destinar recursos económicos para gestionar un fondo de ahorro y previsión para atender situaciones que den mérito. Unificar deudas o consolidarlas en un solo préstamo personal, es una estratégia buenisima que puedes considerar para reducir considerablemente tu flujo de efectivo mensual.

Buscar fuentes alternativas de ingresos

Quienes ya hayan pasado por una situación económica apretada pueden dar fé de que se trata buscar nuevas fuentes de ingresos. Hoy en día es muy común ver personas que tienen hasta dos o tres actividades diarias que le generan ingresos económicos.

El internet es una de las herramientas tecnológicas que hacen posible que miles de personas en el mundo logren generar rentas adicionales a su fuente de ingreso principal como empleado o mismo siendo independiente. Las ventas online por ejemplo, son por excelencia una de las principales fuente de ingresos pasivos en el mundo.

Dar clases de inglés o de otra disciplina a través de video online, son otras alternativas que puedes considerar para llevar un dinero adicional a tu casa. Aquí las posibilidades realmente son muy amplias y con seguridad si te animas a pensar con un tanto de creatividad vas a encontrar una buena idea de emprendimiento.

Poner en práctica algunos de estos consejos puede ayudarte a organizar tus finanzas personales en tiempos de austeridad, permitiendote transitar de la mejor manera posible tiempos de inestabilidad económica que no son ajenos a nadie pero siempre hay formas de contrarrestarlos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.